[*Kiseki-fics*] Running For You Cap. 2

Running For You

2do Capitulo: Acercamiento

“¿Las drogas son el único remedio para olvidar? Es cierto que te llegan a aislar de la realidad, de aquello de lo que tratas de escapar, aunque al final, el precio a pagar sea tu vida. Pero ¿Qué pasa cuando el efecto se termina? ¿No sería mejor enfrentar aquello de lo que tratas de escapar? Las drogas son el escape momentáneo de esa realidad a la que no quieres regresar. . .”

-¿Porque lo hiciste?- Dijo una voz que el reconoció

-¡¡Te juro que no fue mi intención!!- Grito él con desesperación

Aun así me abandonaste y me dejaste morir. . .Todo, porque preferiste la gloria a estar conmigo cuando te necesitaba. . .- le respondió la voz de forma fría y acusadora

¡¡No es cierto!! ¡¡¡Yo te amaba!!!- respondió el entre lagrimas

-Mentiroso. . .-

-¡¡¡NO!!!- grito al despertar

Estaba empapado en sudor y su respiración estaba acelerada. Hace una semana que soñaba lo mismo. . . No veía el rostro de la persona que le hablaba, pero reconocería esa voz en cualquier lado.

-Esa niña. . . Es la culpable. . .- se volvió a recostar y cerró los ojos para tratar de conciliar el sueño, aunque sabía que era un caso perdido

Desde que conoció a Akari ha estado soñando lo mismo. Solo escuchaba a Hikari acusándolo de haberla dejado morir sola, después ella desaparecía y él se despertaba gritando y agitado. Cansado de esperar a que el sueño llegara, alargo el brazo hasta la mesa de noche y tomo una bolsita de plástico con unas pastillas dentro. Tomo una y se la tomo sin agua. . .Espero a que hiciera el debido efecto y pudo olvidar todo. . .Como siempre. . .

-.-.-.-.-.-.-

A pesar de que se despertó en la madrugada, llego temprano a la universidad. Ese día no tenía muchas ganas de asistir, pero era mejor que quedarse en el apartamento. Se sentía algo mareado, según él, podría deberse a que se había tomado una pastilla de más, pero ya eso le daba igual.

Llego hasta uno de los jardines de la universidad y vio a sus amigos reunidos en una de las mesas. Yamashita Tomohisa, Tegoshi Yuya, Masuda Takahisa, Kato Shigeaki y Koyama Keiichiro. El podía confiar plenamente en esas cinco personas, habían sido amigos desde hace muchos años y se conocían a la perfección, pero eso no evitaba que se sintiera solo. Cuando se acerco un poco más, pudo distinguir una figura femenina, de cabello castaño y una voz alegre. ¿Qué demonios hacia Akari con ellos cinco? Sin darse cuenta una sensación extraña lo invadió, tal vez ¿celos? Se detuvo un momento y sacudió un poco su cabeza. El no podía estar celoso, porque sencillamente, no sentía nada por Akari. . .

-¡Nishikido-kun!- lo llamo Akari, sacándolo de sus pensamientos- ¿Qué haces ahí parado? ¡Ven!- le hizo señas con las manos para que se acercara a ellos

Los chicos lo miraron y sonrieron al mismo tiempo, Ryo confundido por la actitud de ellos se acerco a la mesa, los miro con desconfianza y se sentó en el asiento que quedaba frente a Akari

-¿Desde cuándo ustedes se conocen?- Pregunto Ryo confundido, el no sabía que se conocieran

-Desde hace unos días- dijo Tegoshi, abrazando a Akari con su brazo izquierdo, haciendo que esa extraña sensación volviera

-Me escucharon cantar. . . ¡Igual que tú!- le dijo Akari con gran alegría

-Ya. . .- respondió Ryo restándole importancia

-Por eso le pedimos que se presentara en la fiesta que estamos organizando para el fin de semana que viene- le comento Masuda pasando su brazo derecho por los hombros de Akari para completar el abrazo que inicio Tegoshi

-¡Seria divertido que fueras!- comento Koyama- ¡las fiesta que organiza el “TegoMass” son geniales!- riéndose al finalizar la oración

-¡Claro!- Dijo Akari aun con más alegría- además me dejarían cantar-

-Déjate de decir tonterías. . .-Dijo Ryo de forma cortante- Tu no iras a esa fiesta. . .Tegoshi, ¿Cómo se te ocurre invitarla?-

-¿Qué tiene de malo que vaya?- le pregunto Akari antes de que Tegoshi respondiera

-Una fiesta de Universidad no es lugar para una niña como tú. . .- Ryo se levanto de la silla para imponer su orden

-¿Una niña como yo? ¡No me hagas reír!- Akari también se levanto de la mesa. No entendía que le pasaba, ella era libre de ir a donde quisiera y el no la podía controlar

-Oigan chicos, ¡tranquilos!- le dijo Yamashita tratando de calmarlos

-Pues ríete, ¡niña! Y no iras a esa fiesta, no es lugar para ti- se dio la vuelta y comenzó a alejarse de la mesa, pero la cabeza le empezó a dar vuelta y enseguida se detuvo

-¿Adonde crees que vas? No he terminado de. . .- Dejo de hablar al ver que Ryo se detenía- ¿Nishikido-kun?- lo llamo extrañada

-¿Ryo?- Dijo Yamashita preocupado y levantándose de la silla

Los demás imitaron a Yamashita y se acercaron a Ryo, menos Akari que se quedo en su sitio de pie, asustada por el cambio repentino de Ryo. Cuando los demás se acercaron y le preguntaron qué le ocurría, Ryo y apenas era capaz de prestarle atención a lo que ellos le preguntaban, la cabeza le daba vueltas y le pitaban los oídos. De repente, comenzó a sentir un fuerte dolor en el estomago y cayó de rodillas y vomitando una sustancia blanca. Los chicos se acercaron a ayudarlo. Otras personas que estaban alrededor también se acercaron. Ryo a penas si era consciente de lo que pasaba a su alrededor. Intento levantarse pero enseguida callo desmayado en el suelo. . .

-¡¡¡¡¡¡¡RYO!!!!!!!!!- Grito Akari corriendo hacia donde estaba Ryo para ayudarlo junto con los demás.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Despertó algo desorientado, de lo último que había sido consciente, era de un fuerte dolor en el estomago y de una voz que lo llamaba. Esa voz. . . ¿de quién era? Se le hacía familiar y un extraño sentimiento brotaba de el al recodarlo.

-¿Ya estas despierto?- le dijo aquella voz que el recordaba, pero esta vez estaba más tranquila que la última vez que la escucho- ¿Ryo?-

El entre abrió los ojos y distinguió una figura borrosa, al aclarar un poco más la vista, se sorprendió. ¿Qué hacia Hikari ahí? ¿Acaso había muerto y se había encontrado con ella? Muy confundido, se incorporo como pudo en la cama y la miro fijamente. Estaba exactamente igual que hace cuatro años, salvo porque ahora sus mejillas estaban más rosadas que antes. Pero sus ojos, eran los mismo, llenos de vida y con ese brillo de inocencia que la caracterizaba, y ¡sus labios! Rosados y carnosos, lo invitaban a volver a besarla como en aquellos días en los cuales era feliz.

-.-.-.-.-.-.-.-

Akari estaba confundida por la forma en que él se estaba comportando. Creyó que estaba despierto y lo llamo por su nombre, sabía que se molestaría y que comenzaría a reclamarle, pero en lugar de eso, se incorporo en la cama y comenzó a mirarla de una forma extraña, como si sintiera algo por ella. Pero eso era imposible y absurdo. . . Entonces. . . ¿Por qué su corazón había comenzado a latir con fuerza? Sintió como sus mejillas comenzaba a arderle, con la suerte que tenia, lo más probable era que se estuviera sonrojando. Cerró los ojos esperando que el comenzara a reírse, pero lo que hizo la confundió completamente.

-.-.-.-.-.-.-.-.-

La vio cerrar los ojos y no se resistió y la abrazo. Era cálida. Justo como la recordaba, aunque su aroma era mil veces más dulce y exquisito que hace cuatro años. Cuanto añoraba abrazarla. . .Y ahora que lo hacía, parecía un sueño. . .

-Estas exactamente igual que hace cuatro años. . .- le susurro al oído

-¿De qué ha. . .?- El la interrumpió

-Shh. . . No hables. . .No sabes cuánto espere para volver a verte. Sufrí mucho al perderte. . .

-¿Ryo. . .?- No entendía que pasaba, pero le agradaba como la abrazaba, aunque había algo que le decía que ese abrazo y esas miradas no eran para ella

-Me encanta cuando dices mi nombre. . . Hikari. . .-

En ese momento supo que su suposición era cierta, nada de lo que él estaba haciendo ahora era para ella, si no para esa chica llamada “Hikari” trato de apartarse de él, pero era inútil, Ryo tenía más fuerza que ella

-¡Suéltame! ¡¡Nishikido-kun suéltame!!- le pidió, mientras llevaba sus manos al pecho de él para tratar de separarse. Cuando lo logro, se aparto de la cama. Ryo no intento seguirla- ¿Nishikido-kun?-

-¿Akari. . .?- pregunto algo confundido, no se supone ¿Qué estaba con Hikari?- ¿Pero qué. .? ¿Dónde estoy?-

-En el hospital. . . Te desmayaste en la universidad y te trajeron aquí. . .-

-¿Qué haces tú aquí? No se supone que tienes clases. . .- le dijo con el tono de indiferencia con el que siempre se dirigía a ella

-Si. . . Pero alguien se tenía que quedar contigo y estaba muy preocupada por ti- le respondió mirando al piso. Por alguna razón, odiaba que le hablara de esa forma

-Ya. . .- mirando al techo

-Nishikido-kun. . .- lo llamo y espero hasta que el la mirara para continuar- ¿Quién es Hikari?- le pregunto algo avergonzada

-Nadie-

-No mientas. . .¡Si no fuera nadie tu no me habrías confundido con ella!- le respondió algo molesta

-No te importa y no eres nadie para exigirme que te cuente lo que me pasa- le respondió molesto. No quería herirla, pero era mejor si ella lo odiaba, aunque le doliera, así tenía que ser

-Solo quiero ayudarte- se acerco a la cama y puso su mano en la mejilla de el- veo el dolor que hay en tu corazón y no quiero que sigas sufriendo- se acerco a él y junto su frente con la de él, sorprendiéndole.

No sabía que quería hacer exactamente, pero verlo sufrir le lastimaba. Quería curarle las heridas de su corazón, quería sacar todo el dolor que había en él y la única forma de hacerlo, era acercándose a él, comprendiendo lo que todos ignoraban y apoyarlo en lo que todos le daban la espalda. Estando a su lado y tal vez el abriría su corazón para ella.

¿Qué demonios tenia esta chica que empezaba a volverlo loco? No solo por su parecido a Hikari, si no que en sí, la escancia de Akari lo atraía. Pero eso no podía ser, el no se podía acercar demasiado a ella y hacerle lo mismo que a Hikari, pero no podía evitarlo, deseaba mas de Akari, deseaba poder seguir sintiendo esa paz que ella le brindaba, así que llevo su mano a la mejilla de ella y la dejo allí.

Continuaron de esa forma un poco más, hasta que sintieron que abrían la puerta. Akari enseguida se separo de él y se sentó en la silla que estaba próxima a ella. Estaba ruborizada y fue algo que no paso desapercibido para las personas que estaban entrando.

-Veo que ya despertaste. . .- dijo Yamashita

-¿Te encuentras bien?- le pregunto Tegoshi

-Si-respondió simplemente Ryo

-Akari-chan, pensamos que a te había ido- le dijo Shige

.Me quise quedar hasta que despertara, pero ya me voy- se levanto de la silla y tomo sus cosas- mejórate Nishikido-kun- hizo una pequeña reverencia y se dirigió a la puerta- minna. . . Ja ne!- y salió antes de que los chicos pudieran hacerle más preguntas

Al Salir de la habitación  su corazón latía muy rápido. Jamás pensó que el respondiera a la forma tan inusual que ella se acerco a él, pero cuando sintió su mano en su mejilla algo dentro de ella salto de felicidad. Era una sensación que no podía describir, pero se sintió realmente bien

“¿qué me está pasando?”– pensó- Solo lo conozco de una semana y ya mi corazón late como loco cuando estoy con él. . .Tengo que estar loca– comenzó a caminar hacia la salida, pensando en todas esas cosas que comenzaba a sentir

-.-.-.-.-.-.-.-

-Se puede saber ¿en qué demonios pensabas?- le pregunto Yamashita molesto

-Yamapi. .- lo llamo Masuda

-¿De qué hablas?- le pregunto Ryo confundido

-¿Sabes porque estás aquí?- le pregunto Tegoshi también molesto. Ryo negó con la cabeza- te hicieron un lavado de estomago-

-¿Para qué?-

-¡¡Para sacar la porquería que te tomaste!!- le dijo Yamapi muy molesto- ¿Qué demonios haces tomando droga? ¿Estás loco?- Acercándose a la cama de Ryo y tomándolo por el cuello de la bata de hospital

Koyama y Shige se acercaron para alejarlo de Ryo. Todos estaban preocupados por ese hábito de él y creían que lo había dejado. Pero se llevaron una gran decepción al enterarse que no era cierto.

-Solo acabas con tu vida. ¡Las drogas no te ayudaran en nada!- le dijo Tegoshi

-Ese no es asunto de ustedes- les respondió indiferente

-¡Somos tus amigos! ¡¡Por supuesto que nos corresponde!!- le dijo Koyama- ¡nos preocupamos por ti!

Ryo no dijo nada y esquivo la mirada de todos. Sabía que se preocupaban, pero el necesitaba ese “Escape” para olvidar algunas cosas.

-Sabemos que lo de Hikari aun te duele, pero podrías canalizar toda esa energía en otra cosa, como por ejemplo, volver a correr- le dijo Tegoshi sorprendiendo a todos, porque por lo general, el tema de Hikari y el atletismo preferían no tocarlo

-No digas tonterías, ¡¡no pienso volver a correr!! Y no vuelvas nombrarla-

-Eres un idiota- le dijo Tegoshi y salió de la habitación

Los demás lo imitaron, no valía la pena hablar con el de ese tema. Solo Yamashita se quedo

-No le dijimos a Akari el porqué te tuvieron que internar- le dijo con indiferencia- no queríamos que ella se enterara de esto

-Gracias- le respondió simplemente. El tampoco deseaba que ella supiera esa parte de su vida

-no lo hice por ti. . .- y salió de la habitación

Cuando Ryo estuvo solo, comenzó a golpear la cama con el puño para liberar la frustración. De nuevo estaba solo. . . .

Continuara. . . . .

Anuncios

Una respuesta

  1. Hola! Encontré tu blog de casualidad y me encantó!! A mi también me gustan los Johnny’s, así que te invito a pasar por mi blog, que trata exclusivamente sobre mi colección de cosas de ellos!!

    Saludos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: